Alan Julián Magaña Almaral

Ganador del Premio Estatal de la Juventud 2015

Para promover el desarrollo social, sustentable y económico de los ciudadanos, Alan Julián Magaña Almaral y un grupo de amigos fundaron una asociación civil llamada “Superación y Conciencia”, con la cual ofrecen alimento a 400 personas de dos colonias de la zona metropolitana. Esta acción le valió a él y a sus amigos, el Premio Estatal de la Juventud 2015, por Trayectoria Humanista.

Magaña Almaral es estudiante del décimo semestre de la licenciatura en Gestión y Economía Ambiental. Nació en Guadalajara el 15 de junio de 1990, y fue en la Preparatoria 11 donde descubrió su interés por la sociología, la filosofía, el gusto por la política, los sistemas económicos y otros temas vinculados con la ciudad.

En el 2013 fundó la asociación civil con la que ha participado en diversas convocatorias para subsidiar los recursos de los proyectos con sentido social. Uno de ellos consistió en hacer dos comedores móviles en las colonias de San Esteban, en Zapopan, y La Ferrocarril, en Guadalajara; catalogadas entre las más marginadas de la Zona Metropolitana de Guadalajara, por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Cada comedor está acondicionado para brindar alimentos proporcionados con los nutrientes necesarios, para 200 personas en condiciones vulnerables. En la primera etapa, los registros han sido favorables: quienes presentaron desnutrición moderada, principalmente niños y adultos mayores, los estudios ahora reportan desnutrición leve, y se pretende que esa seguridad alimentaria se mantenga.

Para la segunda fase del proyecto, la asociación “Superación y Conciencia” desea organizar una cooperativa con madres solteras de la colonia Ferrocarril, para producir salsa cátsup artesanal, en la cual las personas que reciban la ayuda, se podrán capacitar para producir y vender el producto, y de esa manera poder subsidiar el gasto de la canasta básica.

Magaña Almaral fue el primer presidente de la carrera en Gestión y Economía Ambiental del CUCEA, desde donde fundó la “Semana del Economista Ambiental”, que se desarrolla periódicamente. Cuando terminó su periodo como líder estudiantil, él y un amigo, caminando por el Cucea, se preguntaron: “¿Y ahora qué sigue?”. Lo único seguro es que no deseaban una carrera en la política estudiantil. Luego surgió la idea de la asociación. “Tuvimos que pedir prestado para pagarle al notario”, recuerda.  

Como parte del Premio Estatal de la Juventud, el gobierno de Jalisco le entregó una estatuilla de escultor Sergio Bustamente, el pasado jueves 3 de septiembre, en Palacio de Gobierno.

 

Unidad de Difusión

Foto: Paula Islas